Los guerreros digitales de Adrián Oliva y el abuso de poder - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Los guerreros digitales de Adrián Oliva y el abuso de poder

 


Suplantación de identidad, difamación, abuso de poder, injurias, coacciones, calumnias, desvío de dinero público hacia las cuentas de funcionarios y un largo etcétera de acciones que encajan en la tipología de delitos en el código penal de cualquier país del mundo. No es un guion de Hollywood, ni la última entrega de Netflix sobre el crimen organizado. Es una historia real, sucedió en Tarija y tiene a los funcionarios de la Gobernación en la gestión de Adrián Oliva como actores protagonistas. 

Así lo revela una investigación del periodista tarijeño Jesús Vargas en el medio local Verdad con Tinta junto a la plataforma Connectas y el diario nacional Página Siete que pone al descubierto las irregularidades llevadas a cabo por los «guerreros digitales» de la Gobernación de Tarija en la recta final de la campaña electoral de los pasados comicios subnacionales.

El trabajo periodístico de Vargas y su equipo confirma la guerra sucia en la que se vio inmersa La Voz de Tarija por medio de la suplantación de su identidad en la red social Facebook. A través de esta página, que usaba ilegalmente el logo, nombre e incluso la dirección web de nuestro diario digital, los operadores de Adrián Oliva lanzaron su campaña de desinformación atacando a diferentes rivales políticos con acusaciones falsas e informaciones malintencionadas.

La Voz de Tarija, a través de diversas notas y editoriales publicados en el diario, alertó a los lectores de esta situación y del riesgo democrático que suponía este tipo de prácticas delictivas. La dirección del diario tenía indicios de que la gestión de está página fraudulenta vinculaba a la administración pública, contrató un perito informático y confirmó la situación: la dirección IP provenía de la Gobernación de Tarija. 

En ese momento, este periódico optó por no revelar la información para que estos actores políticos no utilizaran la denuncia para intentar dañar nuestra credibilidad y la de nuestros periodistas, o se lo quiera politizar por la proximidad de las elecciones subnacionales. Ahora, gracias al trabajo de compañeros como Jesús Vargas y el respaldo de otros medios de comunicación nacionales, podemos decir alto y claro que la Gobernación de Adrián Oliva estaba detrás de la suplantación de identidad de nuestro diario.

Tal y como apunta Vargas en su reportaje, el objetivo de los guerreros de Oliva parece claro: aprovechar el alcance y peso de nuestro diario buscando desconcertar a nuestros lectores.

«Con el nombre de “La Voz de Tarija”, uno de los periódicos digitales más reconocidos de esta ciudad, se difundieron notas donde se denunciaba a los rivales políticos del entonces gobernador. Lavado de dinero, vacunas vip y negocios familiares, eran los temas recurrentes en esta página, pero la mayoría de estas historias fueron desmentidas en diferentes oportunidades por chequeadoras como Bolivia Verifica. Sin embargo, se trataba de una página clonada en Facebook, que utilizaba la misma línea gráfica del diario La Voz de Tarija, uno de los medios mejor establecidos y más antiguos de la región, para confundir a los usuarios en esta red social, intentando suplantar su identidad», señala el reportaje de Verdad con Tinta y Página Siete.

Junto a la página suplantada de La Voz de Tarija, desde la Gobernación de Tarija crearon otras páginas alternativas y multitud de perfiles con identidades falsas para difamar a los políticos en la contienda electoral y amplificar el contenido de estos ataques, según los testimonios que recoge la investigación en los que se asegura que existía presión por parte de altos cargos para que los funcionarios llevaran a cabo estas actividades.

Dinero público desviado hacia funcionarios de la Gobernación

Además de la creación de páginas y cuentas falsas, desde la Gobernación de Tarija favorecieron con contratos públicos de publicidad a supuestos medios de comunicación creados por funcionarios de la institución departamental. 

«En esta investigación se encontraron medios de comunicación que tenían contratos de publicidad y, a la vez, sus miembros eran funcionarios de la misma Gobernación, lo cual es ilegal de acuerdo con la Ley de Administración y Control Gubernamentales de Bolivia», apunta el reportaje.

En otros casos, los contratos publicitarios se concedieron a medios que no producían contenido propio y que únicamente replicaban notas de prensa favorables a la administración de Oliva.

«Este es el caso del “Estado Digital”, un periódico que no produce contenido propio y que solo replicaba notas de prensa de la Gobernación, de otros medios y material propagandístico. Este medio se benefició con un total de 6.896 dólares en contratos por publicidad», apunta el reportaje.

El periodismo frente a las fakenews

Frente a este tipo de prácticas, y ante la impunidad de la justicia, se hace más necesario que nunca revindicar el papel del periodismo como herramienta para frenar la desinformación y salvaguardar los valores democráticos. Es de vital importancia educar a la población en la identificación de las fuentes informativas fiables y subrayar los efectos nocivos que conlleva la difusión de bulos e informaciones falsas.  

El trabajo que hacen Jesús Vargas y otros tantos excelentes profesionales en el país y el departamento debe servir para devolver la fe al ciudadano en el valor del periodismo, con el rigor y la veracidad como pilares fundamentales.  Es nuestro deber como medios de comunicación trabajar en esta tarea para que el ciudadano forje su opinión en base a los hechos y pueda ejercer con responsabilidad su derecho a voto en las urnas.

Responsabilidad penal

La información publicada por el reportaje de Verdad con Tinta y Página Siete debería servir como base para que la Fiscalía iniciara de oficio una investigación para que la comisión de los delitos enumerados y el abuso de poder no queden impunes. Sus responsables deberían rendir cuentas de sus actos ante la justicia.

A raíz de este reportaje, el equipo jurídico de La Voz de Tarija está analizando iniciar nuevas acciones legales contra los responsables por los perjuicios causados ante la suplantación de la identidad de nuestro diario y el uso indebido de nuestra imagen, marca y nombre.


Los guerreros digitales de Adrián Oliva y el abuso de poder Reviewed by Jorge Molina on 9/14/2021 Rating: 5   Suplantación de identidad, difamación, abuso de poder, injurias, coacciones, calumnias, desvío de dinero público hacia las cuentas de func...

No hay comentarios.: