Mitos y realidades sobre la vacuna contra el COVID- 19 - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Mitos y realidades sobre la vacuna contra el COVID- 19

 

Ahora que existen vacunas autorizadas y recomendadas contra el COVID-19 en Bolivia, es fundamental contar con información precisa sobre las vacunas.

¿La vacuna contra el COVID-19 puede hacer que contraiga el virus?

No. Ninguna de las vacunas contra el COVID-19 autorizadas y recomendadas contra el COVID-19 contiene el virus vivo que causa el COVID-19. Esto significa, que las vacunas no pueden hacer que se enferme de COVID-19.

Hay diferentes tipos de vacunas en desarrollo. Todas ellas le enseñan a nuestro sistema inmunitario cómo reconocer y combatir el virus que causa el COVID-19. A veces, este proceso puede producir síntomas, como fiebre. Estos síntomas son normales y son un signo de que el organismo está generando protección contra el virus que causa el COVID-19.

Por lo general, el organismo se demora algunas semanas en generar inmunidad (protección contra el virus que causa el COVID-19) luego de la vacunación. Esto significa que es posible, que una persona se infecte por el virus que lo causa, justo antes o después de haberse vacunado, y que se enferme. Esto se debe a que la vacuna no tuvo suficiente tiempo para generar protección.

Después de recibir la vacuna contra el COVID-19, ¿daré positivo en la prueba viral del COVID-19?

No. Ni las vacunas recientemente autorizadas y recomendadas, ni ninguna otra vacuna contra el COVID-19 que actualmente forme parte de los ensayos clínicos, provocan que dé positivo en las pruebas virales, las cuales se utilizan para confirmar si tiene una infección actual.​

Si su organismo genera una respuesta inmunitaria (el objetivo de la vacunación), existe la posibilidad de que su resultado sea positivo en algunas de las pruebas de anticuerpos. Las pruebas de anticuerpos indican que tuvo una infección previa y que podría tener algún nivel de protección contra el virus. En este momento, los expertos están analizando cómo la vacuna contra el COVID-19 podría afectar los resultados de las pruebas de anticuerpos.

Si ya tuve COVID-19 y me recuperé, ¿debo vacunarme de todos modos contra el COVID-19?

Sí, debe vacunarse así haya tenido COVID-19. Esto se debe a que los expertos todavía no saben cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de enfermarse y recuperarse de la enfermedad. Incluso si se recuperó, es posible, aunque poco frecuente, que pueda volver a infectarse por el virus que causa el COVID-19. Sin embargo, debe tener en cuenta que el esquema de vacunación en personas que han sufrido COVID-19, puede ser diferente al de las personas que no lo han tenido.

¿Vacunarme contra el COVID-19 me protege de contraerlo?

Sí. Las vacunas contra el COVID-19 le enseñan a su sistema inmunitario cómo reconocer y combatir el virus que causa el COVID-19, y esto lo protege de contraerlo.

Estar protegido para evitar enfermarse es importante porque, aunque muchas personas con COVID-19 solo presentan manifestaciones leves de la enfermedad, otras pueden enfermarse gravemente, experimentar efectos en la salud a largo plazo o incluso morir.

¿Las vacunas contra el COVID-19 modifican mi ADN?

No. Las vacunas contra el COVID-19 no modifican ni interactúan con su ADN de ningún modo.

¿Es seguro vacunarme contra el COVID-19 si quisiera tener un bebé en algún momento?

Sí. Si está tratando de quedar embarazada en este momento o quiere hacerlo en el futuro, puede recibir la vacuna contra el COVID-19 cuando esté disponible para usted.

¿Las vacunas causan infertilidad?

Las vacunas que han recibido autorización para uso de emergencia, han demostrado que recibir la vacuna no afecta la fertilidad. Ninguna vacuna de la que se sospeche que puede afectar la capacidad de una persona para concebir, ha sido o será aprobada.

Como se hace con todas las vacunas, los científicos están analizando posibles efectos secundarios y lo seguirán haciendo por muchos años.

¿La vacuna afecta mi sistema inmune?

Las vacunas contra la COVID-19 ayudan al sistema inmunitario a identificar y a combatir el virus. La vacuna no debilita o sobrecarga el cuerpo, ni hará que nos enfermemos. Algunas personas pueden experimentar efectos secundarios leves como dolor en el lugar de la inyección y dolores musculares o fiebre, pero estos desaparecen rápidamente. Estos efectos secundarios, son el resultado de la respuesta del sistema inmunitario a la vacuna y no son un signo de que se haya contraído la enfermedad.

¿Es la vacuna contra el COVID-19 un "chip" para controlar el mundo?

Las vacunas solamente se usan para proteger a las personas de enfermedades que pueden enfermarle o causar la muerte. Los microchips nunca se han usados en las vacunas y no son parte de las vacunas contra el COVID-19.

¿Debo continuar con las medidas de prevención para el COVID-19?

Es necesario seguir usando mascarillas, mantener la distancia física y lavarse las manos con frecuencia, incluso después de que se aprueben y empiecen a administrar las vacunas contra el COVID-19. Estas medidas deberán seguir siendo usadas incluso, por las personas que han sido vacunadas, pues las vacunas evitan las formas sintomáticas, principalmente las severas de la enfermedad, pero aún no se sabe si previenen las infecciones asintomáticas y la transmisión a otras personas.

Mitos y realidades sobre la vacuna contra el COVID- 19 Reviewed by Jorge Molina on 6/21/2021 Rating: 5   Ahora que existen vacunas autorizadas y recomendadas contra el COVID-19 en Bolivia, es fundamental contar con información precisa sobre la...

No hay comentarios.: