Los civiles atrapados toman agua de lluvia y comen palomas para sobrevivir al cerco de las tropas rusas - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Los civiles atrapados toman agua de lluvia y comen palomas para sobrevivir al cerco de las tropas rusas

 

La ciudad sufre la falta de suministros básicos y medicamentos tras la destrucción del 70% de los edificios y los constantes bombardeos.

La joven Galyna Balabanova ha pasado las últimas tres semanas de asedio en su ciudad natal de Mariupol, en el sureste de Ucrania, donde sus vecinos han llegado a recoger agua de la lluvia y cocinar palomas que encontraban en las calles para sobrevivir al cerco de las tropas rusas ante la falta de suministros básicos.

”Los vecinos se unían y habilitaban los sótanos como refugios. Ahora recogen agua de lluvia y cocinan palomas y otros animales en hogueras para poder sobrevivir. En la ciudad apenas hay medicamentos”, cuenta Balabanova a Efe en una conversación telefónica.

Mariupol, ciudad de medio millón de habitantes, es una de las más castigadas de ese conflicto y casi el 70% de las casas de la ciudad han resultado dañadas por los bombardeos, según las autoridades municipales.

Salir de Mariupol:

Balabanova consiguió salir de Mariupol el pasado 16 de marzo, el mismo día en el que las autoridades ucranianas acusaron a las rusas de atacar el Teatro del Drama de la ciudad, donde cientos de personas se escondían en el refugio antiaéreo del edificio.

”En el momento del bombardeo del teatro justo estaba saliendo de la ciudad y sólo lo oí. A las afueras de la ciudad, desde el corredor (humanitario). Se veía perfectamente cómo la ciudad estaba siendo atacada desde todas las direcciones y por todos los medios posibles”, relata.

La joven usó uno de los corredores humanitarios habilitados para evacuar la ciudad, pero dichos pasos fueron atacados.

”Milagrosamente no nos pillaron los disparos. A partir de ese momento seguimos en nuestro transporte particular y no utilizamos el corredor oficial, bajo nuestro propio riesgo. Por el camino había más de 20 puestos de vigilancia de hombres con uniforme ruso que inspeccionaban el coche cada 500 metros. Queríamos llorar de impotencia, porque dejábamos atrás a familiares y amigos en la ciudad”, señala.

 Las autoridades ucranianas han ido abriendo corredores humanitarios para evacuar a la población civil de algunas de las ciudades más importantes del país atacadas por los rusos, pero el de Mariupol está prácticamente bloqueado, algo que los líderes mundiales y organismos internacionales piden que se solucione para dejar que sus vecino puedan huir.

Los civiles atrapados toman agua de lluvia y comen palomas para sobrevivir al cerco de las tropas rusas Reviewed by Jorge Molina on 10:34:00 p. m. Rating: 5   La ciudad sufre la falta de suministros básicos y medicamentos tras la destrucción del 70% de los edificios y los constantes bombardeos. ...

No hay comentarios.: