Papa Francisco: la mayor consulta de la historia en la Iglesia y cómo puede cambiar uno de los poderes más antiguos del mundo - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Papa Francisco: la mayor consulta de la historia en la Iglesia y cómo puede cambiar uno de los poderes más antiguos del mundo

BBC Mundo 

El papa Francisco puse en marcha este fin de semana un proceso que puede cambiar el futuro de una institución que, a lo largo de los siglos, se ha convertido en símbolo de una rígida jerarquía, conservadurismo y poca transparencia.

El Sumo Pontífice urgió a los católicos a "no quedarse encerrados en sus certezas", sino "escucharse los unos a los otros" al presentar la iniciativa en la misa de este domingo en la Basílica de San Pedro.

"¿Estamos preparados para la aventura de este viaje? ¿O nos da miedo lo desconocido, prefiriendo refugiarnos en las excusas habituales: 'es inútil' o 'siempre lo hemos hecho así'?", planteó.

Francisco quiere que durante los próximos dos años, la gran mayoría de los 1.300 millones que se declaran católicos en el mundo sean escuchados sobre el futuro de la Iglesia.

Para ello cuenta con los impulsos de las comunidades locales en una primera fase, asambleas regionales en la siguiente etapa y, finalmente, el Sínodo de los Obispos previsto para 2023 en el Vaticano.

Asuntos que han salido a la luz más recientemente, como una mayor participación femenina en la toma de decisiones de la Iglesia y una mayor aceptación de los grupos aún marginados por el catolicismo tradicional, serán algunos de los temas que presumiblemente aparecerán en este proceso de consulta pública. el más grande jamás celebrado en la historia del catolicismo.

Además, Francisco debe aprovechar este momento para consolidar un compromiso claro de su pontificado con las reformas.

Al definir que el próximo sínodo tendrá como tema la propia sinodalidad -el modo de ser y de actuar de la Iglesia-, se inspira en el modo de vida de los primeros cristianos, cuyas decisiones fueron tomadas de manera colegiada.

Las decisiones continúan como de costumbre: respetando la jerarquía tradicional. La consulta pública será democrática, pero el Papa tendrá la última palabra.

Si tiene éxito, la institución habrá dado un paso importante.

Para los especialistas consultados por BBC News Brasil, la llamada sinodalidad puede dejar de ser un método para convertirse en una forma de pensar.

Lo que significa que el modelo llevado al extremo por Francisco difícilmente puede dejarse de lado, incluso cuando sea otro el papa.

La voz del pueblo

Lo que comienza este fin de semana es un proceso de sinodalidad que pretende estar abierto a escuchar a todos los católicos que quieran expresarse en los próximos dos años.


Los 1.300 millones de católicos representan la mitad de los cristianos del mundo.

El actual pontífice demuestra una vez más, y de forma contundente, que cree en una Iglesia que escucha los deseos de los cristianos. De todo el mundo.

Esta futura reunión de obispos, por lo tanto, no se limitará a conferencias dirigidas por religiosos dentro de los muros del Vaticano.

¿Radical? "Es el mayor sínodo, la mayor experiencia de sinodalidad que se haya hecho jamás en la Iglesia", comenta Filipe Domingues, doctor de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

"La propuesta es amplia, pretende que todos los fieles bautizados tengan la posibilidad, en alguna parte del proceso, de ser consultados. Nunca en la historia de la Iglesia ha habido un intento de consultar a todos los católicos del mundo.

"Por supuesto, nadie va a ir de puerta en puerta para hablar con todos. Pero las reuniones y asambleas deben realizarse en parroquias y grupos, se deben entregar cuestionarios. La idea es que todos se sientan motivados a participar", explica Domingues.

Qué quiere el papa Francisco

La palabra sínodo proviene de la unión de dos términos griegos, synodos (reunión o concilio) y hodós (camino).

La sinodalidad, por tanto, es una forma de creer que el camino depende del entendimiento conjunto, que las decisiones no deben ser impuestas por una autoridad, sino provenir de las bases.

Desde que se convirtió en Papa en 2013, el argentino Jorge Bergoglio ha demostrado que esa es su apuesta de futuro.

En cierto modo, recupera el modus operandi de las primeras comunidades cristianas antes de que la institución se volviera poderosa e influyente. En esos inicios, todas y cada una de las decisiones eran colegiales.

En el camino, Francisco también profundiza una idea planteada en el Concilio Vaticano II.

En respuesta a los deseos expresados por los padres conciliares, el entonces papa Pablo VI (1897-1978) creó en 1965 el Sínodo de los Obispos, un encuentro periódico para reunir a representantes episcopales de todo el mundo para tratar temas específicos.

Desde entonces, se han realizado 29 encuentros, entre ordinarios, extraordinarios y regionales.

El encuentro final del nuevo sínodo tendrá lugar en 2023, pero al presentarlo este fin de semana, Francisco radicaliza algo que venía buscando desde el primero de los cinco sínodos ya convocados por él: la participación de las comunidades.

"En esta nueva asamblea sinodal, lo más importante no serán las conclusiones, sino el proceso de escucha y participación eclesial que desencadena", explica el sociólogo Francisco Borba Ribeiro Neto, coordinador del Centro de Fe y Cultura de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo.


Papa Francisco: la mayor consulta de la historia en la Iglesia y cómo puede cambiar uno de los poderes más antiguos del mundo Reviewed by Jorge Molina on 10/10/2021 Rating: 5 BBC Mundo  El papa Francisco puse en marcha este fin de semana un proceso que puede cambiar el futuro de una institución que, a lo largo de ...

No hay comentarios.: