Dos jóvenes fueron timados por Oscar Montes y tuvieron que salir de Bolivia - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Dos jóvenes fueron timados por Oscar Montes y tuvieron que salir de Bolivia

 

El Andaluz

Juan y Carlos (nombres ficticios), dos jóvenes que decidieron apoyar a Oscar Montes en campaña, vivieron un infierno tras que el Gobernador no cumplió su palabra de darles trabajo, al igual que cientos de personas, fueron convencidos por augurios de pega de 5200 bolivianos, pero una vez en el cargo Montes los olvidó.

Juan y Carlos, incentivados por la ambición de un hombre, apoyaron con recursos propios la campaña de UNIDOS, junto con otros hombres y mujeres “Varias promesas recibimos del licenciado Oscar Montes en el tiempo de campaña, personalmente él fue hablar con nosotros como otras autoridades que conforman su equipo” explica para El Andaluz.

Una casa de campaña conformada por artistas, sonidistas, personas encargadas de eventos sociales captó Montes y su séquito, al final solo dos personas obtuvieron el trabajo prometido, los demás endeudados, tuvieron que seguir pidiendo que se cumpla lo prometido, pero, al ver que las palabras se las lleva el viento tuvieron que tomar una decisión difícil.

Juan y Carlos migraron al país vecino de Chile, donde sufrieron desde persecución hasta robos, y hasta el día de hoy su situación les hace lamentar haber brindado lo poco que tenían para apoyar a Oscar Montes. 

La migración y el dura trabajo de un jornalero

Hamlet dijo “con el cebo de una mentira se pesca una gran verdad”, pues Juan y Carlos tuvieron un castillo de verdades tras el embuste que recibieron de las personas que ahora gobiernan el departamento de Tarija.

“Nos iban a dar estabilidad laboral, iniciamos la campaña apoyándole en todo” lamentan, cuando se cansaron de ir de una oficina a otra, cuando las puertas se cerraron, cuando el alquiler y las deudas se hacían más grandes en sus mesas y su cabeza, decidieron marcharse.

Sin fiesta, ni despedida, tan solo unas maletas y lágrimas de resinación que nunca salieron por las mejillas y quedaron atoradas en la garganta partieron en bus hacia Chile, lejos de tener una calidad bienvenida, encontraron que lejos de casa solo hay peligro y una dura vida.

Temerosos e ilegales cruzaron la frontera, el estrés, el apuro, la falta de seguridad les robó el sueño, una vez llegaron a su destino, ni bien pisaron suelo chileno fueron despojados de su equipaje.

Acaso es el destino o la historia de Job a quedado heredada para los bolivianos, a pesar de esto decidieron no mirar atrás, quemaron las naves y decidieron mostrar que los tarijeños están hechos de algo más que carne y hueso para soportar los embates de la vida y la mentira de la gente.

Entre tanto desatino consiguieron ayuda de algunas personas, un respiro frugal puedo hacer que sacaran fuerzas para buscar trabajo.

Cuando uno migra de manera ilegal a otro país, no le queda más que trabajar en las sombras, lejos de las leyes que regulan los salarios y las condiciones de vida, encontraron trabajo ilegal, en negro y accedieron a alquilar un cuarto. 

“Vivimos en un cuarto y concina a la vez, hay días donde comemos, días donde no comemos” comentan, pues a veces las fuerzas después de la jornada no son suficientes para otra actividad o a veces se quedan sin dinero para suplir las necesidades básicas, esto debido a que cuando pueden mandar dinero para Bolivia, pues las deudas y sus familiares siguen en Tarija.

La calle no perdona

Juan y Carlos viven en una zona comercial, donde las residencias son pocas y los comercios bastantes, es decir por a noches la oscuridad, el silencio abunda, existe migrantes de otros países, colombianos, venezolanos, que no son amigables con el migrante bolivianos, los ven como sus presas, que se dan cuenta quienes son los nuevos “ni bien llega un boliviano ya están detrás de él” explica para El Andaluz.

Una noche un arma los esperaba, encañonados en la frente tuvieron que ceder a cambio de sus vidas, sus documentos, el poco dinero que traían, tras perder el equipaje y el asalto, Juan y Carlos sólo viven con el uniforme de trabajo y un solo cambio de ropa.

Los compatriotas tarijeños temen a los carabineros, a los venezolanos y colombianos, pues todos patrullan en busca de su presa, ahora se encuentran en los procesos de legalizar su situación que sería un salto importante, porque podrían adquirir un trabajo que no esté en negro, legal, y denunciar a sus agresores.

Al trabajo van a pie, pues el transporte no está dentro de su ruta ni sus posibilidades, además la distancia es relativamente corta y tomar un servicio público, eso los expone día a día. Mientras conversan sobre su rutina recuerdan a sus familiares y lo que los llevó a tomar esa decisión, en la campaña hacían spots, manualidades, “íbamos a cantar en las caravanas, todo con recursos propios, dando nuestra propia plata, de nuestro bolsillo, nuestros compañeros siguen luchando por un trabajo, no hay respuesta por parte de nuestra gente de campaña y de Oscar Montes” recuerdan.

A pesar de que la pasaron tan mal y aún luchan por una vida mejor, no es su voluntad volver, puesto que no encuentran trabajo. Según el instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desocupación en Tarija esta alrededor de 5 por ciento, mientras que la subdesocupación, que es un eufemismo para decir trabajo no digno o sin condiciones, supera el 8 por ciento en el segundo trimestre del 2021. Es necesario tomar en cuenta que el trabajo informal supera el 70 por ciento.

Juan y Carlos lamentan haber apostado por un político embustero, pero tiene la esperanza de que sus compañeras puedan tener una oportunidad “Para nosotros es un poco difícil que nos den trabajo, pero hay mujeres que tiene hijos, señoras que colocaron de sus recursos para hacer campaña e igual los hicieron de un lado” expresan.

No ven futuro

Bolivia tuvo, según publicó la ONU en 2019, 878.211 emigrantes, lo que supone un 7,63% de la población, tras la pandemia estas cifras se agudizaron.

Los emigrantes de Bolivia viajan principalmente a Argentina, donde van el 48,55%, seguido de lejos por España, el 17,22% y Estados Unidos, el 10,64%. Según el censo poblacional del 2017 en Chile hay más de 73 mil bolivianos, la mayoría en Antofagasta, Tarapacá, y la capital el área Metropolitana de San Tiago, tan solo el 1.24 por ciento son tarijeños.

Juan Y Carlos a pesar de tener una vida muy dura, ven con buenos ojos quedarse allá “Quien no quisiera estar al lado de nuestros hijos y nuestros padres, pero no hay trabajo en Tarija, no nos dan, también debemos dinero a bancos, a otras personas y hasta el momento no hay noticias de que nos vayan a dar trabajo” expresa.

Ganan el salario mínimo nacional que sería equivalente a 2500 bolivianos, y en el alquiler de su cuarto que también es cocina gastan alrededor de 1300 bolivianos. “Preferimos estar aquí, aunque sea con sueldo mínimo” explican.

Sin embargo, admiten que si les hubieran dado el trabajo prometido, aunque sea con salario mínimo estarían en Tarija. “Aunque sea con salario mínimo servía, porque estaríamos con nuestras familias”, dicen a EL Andaluz, a tiempo de aclarar que les prometieron un salario entre 3500 y 5200 bolivianos.

Apostaron por un mejor futuro para ellos, que pensaban que los planes de mejorar Tarija los incluía, pero al igual que muchos jóvenes fueron estafados por una persona que tiene más de 40 procesos por irregularidades, y jamás se le pudo sentenciar, por un sistema que está diseñado para que los mismos gobiernen y los jóvenes tangan que salir a buscarse la vida a otro país, aunque les cueste la vida misma.

“No volvería hacer campaña política para Oscar Montes, ni para nadie, porque son promesa tras promesa, pero cuando llegan al cargo se olvida” sentenció Juan.

Las promesas de campaña

Oscar Montes manifestó el día de su posesión que tiene toda la predisposición de trabajar con el gobierno del presidente Luis Arce, por lo que le invitó a poner fecha para una reunión de coordinación, lo propio con los alcaldes municipales de Tarija, además de estar dispuesto a colaborar para profundizar la autonomía de la Región Autónoma del Chaco. Remarcó, que quería trabajar de la mano de la ALDT para encaminar varias iniciativas y analizar algunas normativas que han sido aprobadas en el pasado en época de bonanza.

No solo demostró que pretende no pagar proyectos concurrentes y tirar toda responsabilidad al gobierno central, también demostró que no hay voluntad de un acercamiento verdadero.

La gestión de Montes inició de mala manera cuando sin decir a nadie y sin realizar ninguna consulta seria, se adquirió una planta de oxígeno que resultó un gran fraude, a pesar de que no pagaron por ella, no logró dar un respiro a Tarija cuando lo necesitaba, además que ahora reclaman al Gobierno central que adquieran una planta, y no ven la responsabilidad de hacerlo.  

Montes planteó la contratación de jóvenes con sueldos de hasta Bs 5200 por medio de un programa departamental que los introduzca, mediante acuerdos, en diferentes empresas, cuyo pago mensual se encargue la Gobernación en los primeros meses, si bien tiene tiempo para cumplir con esta promesa no hay noticias.

Sobre la emergencia sanitaria, su propuesta apuntaba a cubrir con el “100% de la población” del departamento vacunada contra la COVID-19. Para este fin, prometió la compra de vacunas por parte de la Gobernación, de forma paralela a las que entregue el Gobierno Nacional.

No sólo ahora dice que no es su responsabilidad y es del gobierno central, sino que no compró ni una aspirina para luchar contra el covid.

El SEDES que responde a la secretaria de desarrollo humano, que pertenece a la Gobernación de Tarija a cabeza de Oscar Montes, según un informe oral entregado en la Asamblea Legislativa Departamental, no compró ni una pastilla ni barbijo para combatir la pandemia del covid 19, el que confirmó esto fue el mismo director de la institución Álvaro Justiniano.  

En la ciudad de Tarija, en la sala de sesiones de la Comisión de Desarrollo Humano de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija, siendo las 9:24 del día martes 03 de agosto de 2021, el presidente de la Comisión de Desarrollo Humano Lic. Francisco Rosas Urzagaste, dio inicio a la sesión ordinaria Nº008.

Se procedió a solicitar un informe oral a Álvaro Justiniano, Director del SEDES (Servicio Departamental de Salud), María Lourdes Vaca, secretaria de desarrollo humano y otras autoridades.

En ese informe se le preguntó a Justiniano ¿Desde el inicio de su gestión, Indique que cantidad de Insumos Médicos, Medicamentos y Equipamiento se adquirió para la lucha contra el COVID -19; además indique el destino que tuvieron estas compras?

A lo cual respondió “Todavía no se adquirió ningún insumo ni equipamiento, al momento es suficiente porque se cuenta con adquisiciones del Gobierno anterior”.

Existe falta de medicamentos en los hospitales de primer, segundo y tercer nivel, los dos primeros son potestad del municipio abastecerlos, pero del tercero se ocupa la Gobernación.

El director del Hospital Regional San Juna de Dios de Tarija, indicó que la Gobernación de Tarija no entrega ni un solo medicamento, todos vienen del Ministerio de Salud, y son escasos.

“Una fiesta cada entrega, viene el ministro o la vice ministra, fotos, discursos y aplausos y, se van, el SEDES nada, solo participa de la entrega” aseguró a El Andaluz para las últimas noticas de Tarija.

Aunque Mérida aclaró que el Seguro Universal de Salud (SUS) es el responsable de medicamentos Covid, y no el SUSAT (Seguro Universal de Salud Autónomo de Tarija), de todas formas, en opinión del especialista la Gobernación debería apoyar con la compra al ser escasos los medicamentos, aunque sea una prestación del SUS.

Para Justiniano la anterior gestión dejó todo lo necesario, pero en realidad esto muestra que la Gobernación de Tarija no compra absolutamente nada para combatir el covid.


Dos jóvenes fueron timados por Oscar Montes y tuvieron que salir de Bolivia Reviewed by Jorge Molina on 10/18/2021 Rating: 5   El Andaluz Juan y Carlos (nombres ficticios), dos jóvenes que decidieron apoyar a Oscar Montes en campaña, vivieron un infierno tras que e...

No hay comentarios.: