El 50% de casos de cáncer infantil proviene del Gran Chaco - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

El 50% de casos de cáncer infantil proviene del Gran Chaco

 


Ecos de Tarija

Niñas y niños, un grupo de diez menores luchan actualmente contra el cáncer en Tarija, la cifra parece reducida, pero este año tres pequeños ya partieron por tumores cerebrales, que son intratables por falta de equipos.

El consultorio de pediatría oncológica funciona en Tarija solo desde hace 10 meses, sin embargo, en este periodo se contabilizó que el 50 por ciento de los casos de cáncer infantil que son tratados en el Hospital Regional San Juan de Dios (HRSJD) proviene de la Región Autónoma del Chaco.

Pero no solo ese dato salió a luz, indica el oncólogo pediatra, Omar Almazán, la situación se torna alarmante cuando en solo cinco meses del año, Tarija sumó 13 casos de cáncer infantil, mientras que el Instituto Nacional de Estadística (INE) estimaba de 6 a 9 casos para todo el 2021.

Actualmente un grupo de diez menores, niñas y niños luchan contra el cáncer en Tarija, tres pequeños ya perdieron la vida por tumores cerebrales que son intratables por falta de equipos en el departamento.

La cifra parece reducida e invisibilizada, pero si se considera que Bolivia registró 190 casos nuevos el año pasado y los casos por departamento deberían ser proporcionales a la población, según estimaciones del consultorio oncológico pediátrico, el índice de incidencia de la enfermedad en Tarija es elevado, para ser el quinto departamento con más habitantes del país.

Estas cifras tienden a incrementarse con el pasar del tiempo, más el tratamiento y la atención para este grupo vulnerable continúa siendo incompleta, así lo afirman padres y personal de salud.

El Seguro Universal de Salud (SUS) solo cubre el 50 por ciento de las prestaciones en la actualidad, aunque en letra muerta asegura cubrir al 100 por ciento del tratamiento que puede llegar a costar hasta 100 mil bolivianos para un solo menor que padece la enfermedad.

Otra arista, de la cual poco se habla, es que el tiempo de curación y tratamiento puede abarcar dos o tres años, ante la carga económica y emocional que genera esta situación algunas familias prefieren no seguir con el proceso. Ese fue el caso de Yoselín, una pequeña que fue diagnosticada con cáncer a los huesos, su padre no entendió porque su esposa e hija debían permanecer tanto tiempo en Tarija, por lo cual les puso un ultimátum para regresar a Villa Charcas (Chuquisaca).

La menor abandonó su tratamiento y fruto de ello hoy lucha por su vida, ya que las recaídas por no seguir con la medicación pueden ser mortales. Su madre se separó de su cónyuge y a sus 20 años intenta salvar a su pequeña, aunque esto implique dormir en el hospital con el estómago vacío en muchas oportunidades.

Allí en los pasillos del hospital, es donde la Fundación Luz y Esperanza juega un papel fundamental, pues de manera silenciosa ha cuidado de familias de escasos recursos que tienen una niña o niño con cáncer. Hace seis años nació esta iniciativa en el corazón de una madre, que, tras perder a su pequeña por leucemia decidió ponerse en los zapatos de quienes ni siquiera tienen un seguro médico para hacer frente a la enfermedad.

Sin recibir financiamiento externo, padres y madres que han perdido hijos con cáncer abonan desde sus posibilidades dinero para que otras niñas y niños puedan comprar las medicinas faltantes e incluso puedan viajar al interior y exterior del país en busca de atención, pues antes en Tarija no existía un médico pediatra para niños con cáncer, el ítem para este profesional también fue una gestión de esta organización.

El hacinamiento en pediatría es otro de los problemas a los que se enfrentan los menores con cáncer. Almazán señala que este problema de infraestructura puede acabar con la vida de estos niños que tienen defensas bajas: "una simple diarrea puede descompensarlos, incluso están en medio de una sala con niños que tienen Covid, por lo cual urge que el Materno Infantil sea habilitado”.

Un albergue para familias y niños con cáncer que no son de Tarija, pero vienen a tratarse a la capital, también es otra necesidad sin respuesta. Sonia Figueroa, voluntaria de Luz y Esperanza, indicó que ya se enviaron los oficios correspondientes a las autoridades de turno para exigir este espacio que debe cumplir con las condiciones de salubridad, ya que los menores realizan un tratamiento ambulatorio.

La realidad del cáncer infantil en Tarija necesita una respuesta de las autoridades “hay que hacer estudios a largo plazo con gente capacitada que identifique la causa, si es el agua contaminada, la alimentación o las petroleras el desencadenando de todo este tipo de enfermedades” indica el médico especialista.

Por su parte, Fundación Luz y Esperanza busca recolectar tapitas de botellas PET, por cada tonelada les darán 4 mil bolivianos, dinero que irá a apoyar a estos pequeños con cáncer.

El diagnóstico oportuno puede salvar a niños del cáncer

Omar Almazán, médico oncólogo pediatra, indica que es importante que los padres conozcan los síntomas comunes del cáncer en niños, pues esto permitirá un tratamiento oportuno con una alta efectividad de curación.

“Se les hincha la pancita de repente, su piel se va tornando más pálida a pesar de que come, pues es un signo de anemia, hay fiebre persistente que sede con antibióticos por unos días, pero vuelve a aparecer y finalmente el dolor óseo que lo asociamos al dolor del crecimiento, pero este es intenso, despierta al niño por las noches y es migratorio de una parte a otra del cuerpo”.

Si este cuadro se identifica en los niños, los padres deben acudir al pediatra que, con un hemograma tendrá un pantallazo del estado de salud de los menores.

El 50% de casos de cáncer infantil proviene del Gran Chaco Reviewed by Jorge Molina on 5/23/2021 Rating: 5   Ecos de Tarija Niñas y niños, un grupo de diez menores luchan actualmente contra el cáncer en Tarija, la cifra parece reducida, pero est...

No hay comentarios.: