¿Armas biológicas ucranianas? No hay pruebas de las acusaciones de Rusia - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

¿Armas biológicas ucranianas? No hay pruebas de las acusaciones de Rusia

Rusia ha acusado a Ucrania de desarrollar armas biológicas, por encargo de Estados Unidos. También se acusa indirectamente a Alemania. ¿Qué dicen los expertos que conocen los laboratorios ucranianos?

¿Está Kiev desarrollando armas biológicas en laboratorios secretos por encargo de Estados Unidos? Este es uno de los argumentos utilizados para justificar el ataque ruso a Ucrania. Vladimir Putin habló a finales de abril de una "red de laboratorios biológicos occidentales" como una de las amenazas que Moscú combatía con su invasión. Y el Ministerio de Defensa ruso afirma haber encontrado pruebas en Ucrania de que Kiev está investigando "componentes para armas biológicas con la participación directa del Pentágono". Kiev y Washington lo han negado.

Las armas biológicas están prohibidas desde 1975 en virtud de la Convención Internacional sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Biológicas y Toxinas (CABT). Sin embargo, la línea divisoria entre la investigación militar y la civil es imprecisa, explicaron los expertos a DW. Esto facilita la propaganda y dificulta su refutación. Las acusaciones rusas se referían a patógenos como la peste, el ántrax o la difteria. Para Richard Guthrie, experto británico en armas químicas y biológicas, estas acusaciones no son algo inusual en relación con la propaganda. Porque con las armas biológicas se trata sobre todo de "un efecto psicológico". Estas armas, dice, no están destinadas principalmente a enfermar a un gran número de personas. Su objetivo principal es hacer que la gente abandone ciertas zonas porque tiene miedo de beber el agua de allí, por ejemplo, o de comer ciertas cosas porque podrían estar contaminadas.

Varios expertos alemanes en armas biológicas que han analizado las acusaciones rusas para el Instituto de Hamburgo para la Investigación de la Paz y la Política de Seguridad (ISFH) también advierten del peligro de avivar esos temores entre la población. Hablan de "desinformación". Gunnar Jeremias es uno de ellos. "Hay laboratorios biológicos en Ucrania que cuentan con el apoyo de países como Estados Unidos, pero también de Alemania", dice Jeremias. Sin embargo, lo que hacen estos laboratorios no es un secreto, sino "extremadamente transparente".

Lo que financia Washington

"Se trata de mentiras deliberadas o de distorsiones deliberadas de los hechos", afirma John Gilbert, antiguo inspector de armas NBQ estadounidense que trabajó en la antigua Unión Soviética, incluida Ucrania, y que ahora trabaja para la organización no gubernamental Center for Arms Control and Non-Proliferation, con sede en Washington. Gilbert admite que existe una cooperación, pero en el sector civil. El gobierno estadounidense lleva trabajando con los biolaboratorios del ámbito postsoviético desde principios de los años noventa, en el marco del "Programa de Cooperación para la Reducción de la Amenaza", también conocido como Ley Nunn-Lugar, explicó Gilbert. Originalmente se trataba de destruir las armas de destrucción masiva heredadas de la URSS. Uno de los objetivos era investigar los agentes patógenos y la propagación de enfermedades, dice Gilbert, agregando: "Rusia es muy consciente de esta cooperación".

Desde 2005, la cooperación entre Kiev y Washington está regulada por un nuevo acuerdo, dice Richard Guthrie. Los antecedentes fueron los atentados con ántrax en EE.UU. en 2001 y la primera epidemia de SARS en 2003, tras lo cual Washington amplió su cooperación con los laboratorios biológicos de varios países. De hecho, está financiado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

¿Armas biológicas del Instituto de la Bundeswehr?

Mientras tanto, los diplomáticos rusos también acusan a Alemania de dirigir su "propio programa militar-biológico" en Ucrania. Probablemente se refiera al Programa Alemán de Bioseguridad del Ministerio Federal de Asuntos Exteriores, fundado en 2013. Según el programa, su objetivo es "ayudar a los países de África, Asia Central y Europa del Este a controlar los riesgos de seguridad biológica", como el "mal uso de patógenos biológicos" o las pandemias.

En el marco del programa, el Instituto de Microbiología de las Fuerzas Armadas alemanas en Múnich colabora con el instituto veterinario de Járkov desde 2016. Así lo indicó un portavoz del Ministerio de Defensa a petición de DW. El Instituto de la Bundeswehr realiza estudios sobre la aparición de los agentes patógenos del carbunco, la fiebre mediterránea (brucelosis), la enfermedad de Weil (leptospirosis) o la peste porcina africana. Todas estas enfermedades de los animales también pueden transmitirse a humanos.

El profesor Roman Wölfel dirige el Instituto Bundwehr de Múnich. En su opinión, las acusaciones rusas contra Ucrania son completamente "inventadas de la nada". Wölfel ha estado en Ucrania y conoce el laboratorio de Járkov. Allí se ocupan de las enfermedades de los animales de granja, como las vacas y los cerdos. Su instituto se dedica tanto a los servicios de asesoramiento como a la investigación. "Hemos formado a jóvenes para que utilicen métodos modernos de diagnóstico molecular", dice Wölfel. Explicó la participación de investigadores del ejército federal en un proyecto civil con técnicas especiales que permiten reaccionar rápidamente ante los brotes de enfermedades.

¿Investigación sobre "armas étnicas"?

Una acusación rusa contra Ucrania es que Kiev está ayudando a Washington a desarrollar las llamadas "armas étnicas". Es decir, armas que podrían utilizarse específicamente contra determinados grupos étnicos, como los rusos. Así lo afirmó, entre otros, el comandante de la defensa de armas NBQ de Rusia, el general Igor Kirillov. Los expertos están seguros: esto es imposible, al menos ahora. "La realidad es que las personas son mucho más parecidas de lo que se suele imaginar, especialmente los grupos étnicos", afirma Roman Wölfel. "Es completamente irreal desarrollar algo que afecta a un grupo de población concreto y no a otro". Estos planes existían durante el apartheid en Sudáfrica, dice, pero nunca se aplicaron. Las conversaciones sobre las armas étnicas se llevan a cabo desde los años 70, según el experto británico Richard Guthrie. Pero la humanidad está actualmente "muy lejos" de ello.

Guthrie cree que Rusia está utilizando la cuestión de los biolaboratorios en Ucrania como propaganda, y "con bastante eficacia": señala que aunque Rusia planteó una cuestión al respecto ante el Consejo de Seguridad de la ONU, se abstuvo de presentar una queja formal en virtud del artículo 6 del CABT.

Recientemente, Rusia formuló acusaciones similares contra Georgia. El gobierno estadounidense financia allí el Laboratorio de Investigación Lugar en Tbilisi. En 2018, el gobierno georgiano invitó a expertos internacionales a examinar el laboratorio, incluidos expertos de Rusia. Pero Moscú se negó. Tras la visita, un informe de expertos declaró que el laboratorio cumplía la convención sobre armas biológicas. Los expertos sugieren que Ucrania también podría seguir este camino. Pero esto sería difícil de implementar durante la guerra.


¿Armas biológicas ucranianas? No hay pruebas de las acusaciones de Rusia Reviewed by Jorge Molina on 11:59:00 p. m. Rating: 5 Rusia ha acusado a Ucrania de desarrollar armas biológicas, por encargo de Estados Unidos. También se acusa indirectamente a Alemania. ¿Qué ...

No hay comentarios.: