El fútbol boliviano no logra ser competitivo - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

El fútbol boliviano no logra ser competitivo

La mala campaña de los equipos bolivianos en torneos de la Conmebol se dieron desde la primera participación de un equipo boliviano en la Copa Libertadores, que fue Wilstermann. Hubo excepcionales avances, pero por lo general las goleadas en contra, no son solo de ahora.

Los equipos del fútbol boliviano participan en los torneos de la Conmebol desde 1960, cuando fue creada la Copa Libertadores de América. De ahí en más, los tragos amargos vinieron uno tras otro.

El primero en asistir representando al país fue Wilstermann, elegido porque había ganado uno de los torneos que disputaban paceños, cochabambinos y orureños en aquellos años, y no había un campeonato nacional. Recién en 1960, a raíz del nacimiento de la Libertadores se empezó a disputar la Copa Simón Bolívar.

Ese año comenzaron los sinsabores de Copa. Wilstermann enfrentó a Peñarol de Uruguay. De local empató 1-1 y de visitante cayó 1-7.

Pasaron veinte años para que uno de los bolivianos pase la primera ronda. Fue justamente Wilstermann, que llegó a semifinales, aunque en esa época el formato era distinto, se armaban tres grupos de tres en la segunda fase del torneo.

En ese interín fueron goleados, además del ‘aviador’, Aurora (7-0), Universitario de La Paz (9-0), The Strongest (9-0), 31 de octubre (7-0), Oriente Petrolero (7-1).

Blooming y Bolívar también avanzaron a ‘semifinales’ con el mismo sistema.

Después se modificó el formato del torneo. Llegar a octavos de final e incluso a cuartos no era una rareza. Lo lograron varias veces Bolívar, The Strongest, Oriente, San José y Wilstermann, que fueron los asiduos representantes de esas décadas.

Aunque claro, no faltaron las goleadas. Blooming sufrió la peor derrota de esos tiempos al caer en el Maracaná de Río de Janeiro 7-1.

De 2000 a 2012 fue la peor época para el fútbol boliviano en la Copa Libertadores porque ningún equipo logró pasar la fase de grupos, pese a que el 2005 se aumentaron cupos para todos los países.

En 2004, Bolívar fue la excepción, alcanzó llegar a la final de la Copa Sudamericana y acabó siendo el subcampeón porque perdió con Boca Juniors.

A partir de 2012 hubo un repunte. Bolívar fue el que más lejos llegó en la Copa Libertadores 2014, perdió una de las semifinales con San Lorenzo de Almagro.

Sin embargo, volvieron las goleadas. Las sufrieron Bolívar (7-0, 6-0, 8-0), Wilstermann (8-0, 7-0), Real Potosí (7-0), San José (7-0), The Strongest (6-0), Oriente Petrolero (6-0).

En 2016 volvió a aumentar el número de participantes de 38 a 42, más una tercera etapa previa a la fase de grupos.

Las posibilidades fueron mayores para todos, incluso para los equipos bolivianos, pero aun así las frustraciones son más que las alegrías.

El jueves pasado se encendieron las alarmas por lo sucedido con Oriente Petrolero ante Fluminense, la inédita goleada de 10-1, incluso para los bolivianos que no habían pasado la barrera de la decena.

Oriente batió el récord en su propia casa, superando los contrastes de Universitario de La Paz y The Strongest, que habían recibido sendos 9-0 de visitante.

¿Siempre casualidad o llamado de alerta? Un hecho preocupante, sin duda, porque puede representar el puntapié inicial a un retroceso peligroso.

El de Oriente, si se analiza la historia, el pasado y el presente, no es un hecho aislado. Los números lo reflejan.

Tendríamos que ser más optimistas; sin embargo, el problema es que del fútbol boliviano, lamentablemente, siempre se pueden esperar cosas peores.

El fútbol boliviano no logra ser competitivo Reviewed by Jorge Molina on 3:00:00 a. m. Rating: 5 La mala campaña de los equipos bolivianos en torneos de la Conmebol se dieron desde la primera participación de un equipo boliviano en la Co...

No hay comentarios.: