El POA y la ausencia del MAS Tarija abren el año político - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

El POA y la ausencia del MAS Tarija abren el año político

Ecos de Tarija

La modificación del POA por parte del Ministerio ha servido para abrir las hostilidades con el nivel nacional después de un año sin atención a los problemas de Tarija. El MAS guarda silencio

Mauricio Lea Plaza llevaba tanto tiempo sin encontrar contrincante al frente en la Asamblea Legislativa Departamental que ha tenido que escalar un nivel para estrellarse directamente con el Ministerio de Economía.

El asunto estaba cantado: la Ley Financial ya no es el POA sumado en hoja de Excel que mandaban los prefectos designados, sino la expresión de la voluntad popular materializada en sumas de proyectos que se aprueba en el legislativo y que obviamente no le gusta a todo el mundo, pero es Ley. Sin embargo, los funcionarios del Ministerio de Economía hace tiempo que se consideran por encima de la Ley y son capaces de entrar al Excel que acompaña la Ley y quitar unos proyectos y poner otros.

Lea Plaza, el jefe “in pectore” de la Asamblea Legislativa Departamental por designación del gobernador Oscar Montes – o viceversa -, ha anunciado procesos por este asunto, mientras que desde el Ministerio le han “recordado” que le tenía que dar el 45 por ciento del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) al Chaco para su gestión según se acordó en las mesas de diciembre en Cochabamba y La Paz – lo que para Lea Plaza es un convenio que debe ratificarse en el pleno – y que en modo justiciero, han deshecho la “injusticia”.

Hay un asunto curioso, que es que entre las modificaciones para garantizar el 45 por ciento del Chaco está la anulación de los proyectos con los pueblos indígenas – residentes a todos los efectos en el Gran Chaco, salvo una parte que vive en Entre Ríos -. Claro que este asunto en particular tiene más enjundia: la mayoría de Unidos en la Asamblea se debe, básicamente, a la alianza con los tres pueblos indígenas que llevaron a la presidencia a Nicolás Montero por mera formalidad, pero que además contemplaba la multiplicación por tres de la dirección de pueblos indígenas, cada cual, con su director, su equipo, su gasto corriente y sus proyectos por ejecutar, que ya no existen.

La operación del Ministerio tiene padrinos, básicamente en el Chaco, que es desde donde se ha descolgado el teléfono para operar, pero también desde el Viceministerio de Autonomías dirigido por Álvaro Ruíz y que espera algún día congraciarse con los Carlos Brú, Rubén Vaca y compañía. Aunque de momento va mal. Brú, como Ábrego, han decidido cerrar sus instituciones – Alcaldía y Gobierno Regional de Yacuiba – en plena ola de Covid y cuando más falta hacía una dirección política.

Ni a Lea Plaza ni a Montes les interesa volver a reabrir el conflicto con el Chaco luego del pulso de noviembre – diciembre, donde se acabó acordando conceder el 45 por ciento de IDH, pero a la vez se cerró la cantinela permanente de la deuda histórica y se dejó en claro que la Renta Dignidad y el resto de programas impuestos desde arriba deben pagarse con los fondos de cada cual. Como es lógico. En el Chaco, mientras tanto, preparan la venganza porque el resultado escuece, sobre todo con Esteban Farfán día sí y día también recordándolo en las redes.

El MAS desarmado

El conflicto, pese a ser de fondo, es de baja intensidad en Tarija porque hasta el momento no hay nadie en la departamental que haya hecho eco a la polémica, ni para sumar ni para restar. Es el resultado de una gestión kamikaze de Carlos Acosta, que dice en privado querer la reelección como presidente departamental del MAS, pero no parece que a eso le ayude el abrir conflictos y confrontaciones en cada una de las regionales.

Hasta fin de 2021 se pretendía haber saneado la legitimidad en cada una de las regionales y haber elegido una nueva dirección departamental. Lo cierto es que hay conflicto en Entre Ríos, en Bermejo, dos presidentas – Sandra Baldivieso y Pilar Lizárraga – en Cercado, y Acosta ha sido declarado “no grato” en la regional del Chaco. Cualquier cosa menos armonía en el MAS Tarija.

Evo Morales quiere que el partido mande, es decir, que le tire línea al gobierno de Luis Arce y mantenerse vigente. Para eso necesita que las Regionales también sean fuertes, es decir, que el Presidente de cada cual no se limite a administrar las ingentes pegas en la infinidad de descentralizadas, sino que también haga labor de oposición, que marque la estrategia a alcaldes y asambleístas y movilice a la gente en las calles. Nada de eso pasa. Nadie sabe si eso algún día pasará, pero elecciones tendrá que haber. O no.

Un año sin atención del Gobierno a Tarija

La polémica con el Ministerio de Gobierno surge después de algo más de un año sin que se haya producido una reunión entre el gobernador de Tarija, Oscar Montes, y el presidente del Estado, Luis Arce, a pesar de que desde Tarija se ha solicitado. Ni siquiera en la reunión del consejo autonómico se pudo mantener contacto, puesto que Arce priorizó su reunión en La Habana.

Montes, en el pasado considerado incluso como “funcional” por priorizar lo ejecutivo con el gobierno de Evo Morales, ha ido asumiendo posiciones más críticas en los últimos meses.

En el departamento se espera la cooperación del Gobierno para solucionar algunos temas enquistados, como la interconexión con Bermejo o la ejecución de algunos proyectos carreteros, entre muchos otros.


El POA y la ausencia del MAS Tarija abren el año político Reviewed by Jorge Molina on 7:42:00 a. m. Rating: 5 Ecos de Tarija La modificación del POA por parte del Ministerio ha servido para abrir las hostilidades con el nivel nacional después de un a...

No hay comentarios.: