Coronavirus, la otra pena de los reos en Morros Blancos - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Coronavirus, la otra pena de los reos en Morros Blancos

El País
Son las 12 del mediodía, el cielo está nublado, amenaza con lluvia, aunque más parece que caerá una llovizna pero de esas que aparecen cuando el frío azota. Pese a este panorama, al lado del decolorado portón rojo de la cárcel, hay mujeres y jóvenes esperando la atención del guardia del penal de Morros Blancos.
Saben que no podrán entrar a ver sus seres queridos, que por una u otra razón cayeron en el centro reclusorio. Antes podían hacerlo, estar con a su lado, charlar con ellos más de una vez a la semana, pero ahora, desde la aparición del coronavirus eso ya no es posible. Los detenidos del penal de Morros Blancos, no tienen contacto alguno con su familia, amigos, abogados e incluso con el sacerdote del lugar, desde hace poco más de dos semanas y eso les pesa a ellos, pero también a sus familias.
 “Mi hijo está enfermo y está en tratamiento para sus riñones. Yo tengo que ver que está tomando sus remedios y que está bien”, dice por ejemplo una mujer de avanzada edad, que dejó a sus otros hijos en casa y sorteó la cuarentena para ver a su primogénito.
“Yo he venido a ver a mi esposo, aquí le traigo la comida que me la agarran pero yo ya no puedo entrar. Por lo menos un día deberíamos poder ir hasta la reja por lo menos”, cuenta y sugiere otra de las mujeres que hace guardia para su turno.
“Venimos desde lejos y necesitamos saber cómo está mi marido ahí”, dice otra por ahí.
Aquellos, son solamente algunos de los lamentos de quienes lograron llegar hasta Morros Blancos. Unas cuantas personas, que cuentan que antes de la emergencia sanitaria, las filas eran mayores, sobre todo los fines de semana, puesto que había que madrugar para ser primeros en la fila y poder ingresar primero al centro penitenciario.

Coronavirus, la otra pena de los reos en Morros Blancos Reviewed by Jorge Molina on 4/05/2020 Rating: 5 El País Son las 12 del mediodía, el cielo está nublado, amenaza con lluvia, aunque más parece que caerá una llovizna pero de esas que apa...

No hay comentarios.: