Dos prisioneros políticos - Periódico El Gran Chaco - Noticias de Yacuiba, Gran Chaco, Tarija, Bolivia y el Mundo.

728x90 AdSpace

Recientes

Dos prisioneros políticos

 


RUBÉN CAMACHO GUZMÁN

   

Presidente Luis Arce Catacora, no hay remedio en todo este rollo. Su posición es clara: usted se ha convertido en un defensor acérrimo del cocalero Morales. De ese que se obsesionó y embriagó con las mieles del poder. De ese que para cumplir su capricho y alimentar su ego, recurrió a los instintos más bajos y al irrespeto con ese pueblo que un día le delegó esa digna tarea de presidente de Bolivia.

A estas alturas, no me queda duda. Usted no está gobernando. No está cumpliendo con el mandato que le ha encomendado la gente. Ellos siguen expectantes y esperanzados por verle despegar, y usted les muestra lo contrario. Está anclado e inerte. No tiene norte, no tiene un programa, y menos respuestas a las necesidades y expectativas. Lo que tiene es un libreto mal hilvanado e inconsistente, que habla de un golpe inexistente.

Sea honesto y respetuoso consigo mismo, con el pueblo y con la Constitución. Deje de lado esa patraña del golpe. Renuncie a su papel de agente de marketing de la mentira y póngase la camiseta que le corresponde. Esa de Bolivia, que tiene los colores rojo amarillo y verde. Desheche la azul, porque con esa le está haciendo mucho daño a la gente y usted va perdiendo legitimidad.

¿Qué es más cruel? Me pregunto, cuando me atrevo a compararle con la expresidenta Jeanine Áñez. Bolivia y el mundo sabe que ella está presa en una cárcel. Es su trofeo para vengar al cocalero. Seguramente ese recinto tiene una carcelera que vela y es responsable por ella.

En cambio, usted parece que estuviera libre en la Casa Grande; pero no es tanto así. Usted es prisionero del cocalero. Dudo que él vele y sea responsable por usted. Pero afirmo que él es el propietario de ese palacio, y usted un intruso que ocupa su silla. Lo que tiene delante suyo es un verdugo que no va a descansar hasta cumplir su cometido: saciar su sed de venganza, boicotear su gestión y hacer lo imposible para recuperar su silla y su palacio.

En fin, la vida es así señor presidente Arce. En este mundo nada es gratis. Todo tiene un precio y usted está pagando caro. Usted no es de los "movimientos sociales". A usted el cocalero le extrajo como a conejo de un sombrero de mago para hacerle candidato. En buen castellano: un tonto útil. Usted no tiene bases que lo respalden, y por eso no le queda más que ser sumiso y obediente.

¿Despiadada y sucia la forma como su mentor hace política, verdad?

 

El autor es especialista en integración y gestión de conflictos.

Dos prisioneros políticos Reviewed by Jorge Molina on 4/12/2021 Rating: 5   RUBÉN CAMACHO GUZMÁN     Presidente Luis Arce Catacora, no hay remedio en todo este rollo. Su posición es clara: usted se ha convertid...

No hay comentarios.: